No hace falta que te diga que los motoristas somos más vulnerables que los coches que andan por las carreteras de todo el mundo. Nosotros lo sabemos porque nos jugamos la piel y los huesos en cada caída, por muy tonta que sea.

Pues bien, pese a eso, algunos conductores no ven lo peligroso de algunas maniobras cuando van dentro de su lata y ponen en peligro la vida del motorista al que le hacen la pirula.

Conduciendo por la ciudad

1Maniobrar sin mirar ni señalizar con antelación

Creo que el 30% de los conductores que me cruzo a diario usan el intermitente, el otro 70% como se suele decir, los tienen nuevos de fábrica.

La importancia de mirar los retrovisores y señalar con antelación la maniobra que vas a hacer con los intermitentes es vital para que un motorista anticipe tus movimientos, adopte una conducción preventiva y evite un posible accidente.

No cambies de carril con un volantazo, las motos son muy ágiles en ciudad y puede que no hayas visto a un motorista que circula entre los coches (en ciudad no está prohibido). Mira y señaliza tu cambio de carril.

Encima, si llevas la música a tope, no nos oirás en caso de no vernos… y mira que nos gastamos nuestro buen dinero en escapes que suenan bien.

2Cerrar el carril entre coches en atascos

Cuando el tráfico está parado da la sensación de que algunos conductores les molesta que las motos pasen entre los coches y cierran el carril con el vehículo que tienen a su lado, impidiendo que una moto pase.

Por favor, esa maniobra en moto en poblado/ciudad está permitida. Sólo os pedimos un poco de cortesía que falta mucha en la carretera.

El eterno debate de los atascos y los motoristas

3¡Al volante fuera distracciones! Sobre todo el puto WhatsApp

Nosotros desde nuestra moto os vemos a diario hacer estas cosas:

  • Mirar el WhatsApp con el móvil entre las piernas cuando váis conduciendo.
  • Cambiar la ruta de la aplicación del GPS para evitar el tráfico mañanero.
  • Tirar las colillas acumuladas en el cenicero por la ventanilla.
  • Girarte para decirle algo a tu hijo/a que llevas en la parte trasera desviando la mirada de la carretera.
  • Discutir con tu copiloto, algunas veces de forma tan airada que quitas las dos manos del volante.
  • Peinarte e incluso maquillarte mirándote al espejo mientras vas conduciendo en el atasco porque no te ha dado tiempo en casa.
  • Comer y beber copiosamente dentro del coche.
  • … y alguna más que si queréis podéis comentar más abajo.

Cualquiera de estas distracciones puede hacer que el coche se te vaya y le des un golpe a un motorista llevándole al suelo, contra la mediana o, lo peor, contra un guardarraíl (a.k.a. “guillotina”). La moto puede quedar mal o peor, pero el cuerpo del motorista sufrirá las consecuencias.

Recuerda, “nosotros somos el chasis” de nuestra moto

Por favor, please, prego, s’il vous plait, no dejes que el coche se vaya por un despiste contra una moto, las consecuencias pueden ser fatales para nosotros.

4Aparcar “de oído”

“Mira los de las motos, aparcando en la acera“, “tiene sitio y sigue aparcando en la acera”

Son dos de los comentarios que oímos a menudo cuando aparcamos la moto en la acera. No le quito razón, porque en algunas ocasiones está prohibido hacerlo en ciertas aceras y, con todo, algunos siguen aparcando en “aceras prohibidas” (Me ha quedado muy Braveheart esta frase 😅).

Pues bien, ¡ojo! que os voy a explicar este secreto tan bien guardado por los motoristas, ¡no os lo perdáis!

Muchos conductores “aparcáis de oído”. Lo que significa que hasta que no se oye un golpe, no paráis de acelerar para maniobrar en sentido contrario. Eso para otro coche es ná, pero para una moto es llevarla seguramente al suelo (“nuestra pequeña en el suelo y no hemos sido nosotros” 🤬).

Te puedes imaginar el cabreo del motorista que tiene cuidada su moto como oro en paño y la ve tirada en el suelo sin ningún teléfono para hacer un parte amistoso, ni ningún conductor para pedirle perdón, ni nada parecido.

Los seguros de moto cuestan un ojo de la cara y los que son a todo riesgo siempre tienen franquicia (“la banca siempre gana“). Toca pasar por caja para arreglar ese golpe cuando te han tirado la moto al suelo.

Por eso, principalmente, aparcamos la moto en las aceras, jugándonos, a veces, la multa correspondiente.

5Cuando salgas del coche, mira que no venga nadie

Abrir la puerta y llevarte a un motorista por delante por no mirar no puede ser. Cuando abras la puerta por el lado de la carretera, pierde 2 segundos de tu vida en mirar si viene alguien, que los golpes en moto así duelen mucho.

Para todas estas maniobras, cuando tienen consecuencias para el motorista, la excusa es siempre la misma: “Es que no le he visto…“. Eso no es excusa. Mira, señaliza, no te distraigas al volante y evita un accidente a un motorista.

6No respetar la zona reservada para motos en semáforos

Toooooodos los días, absolutamente todos, me he encontrado con coches invadiendo las zonas reservadas para las motos en los semáforos en las frenéticas mañanas de Madrid centro. Lo he visto hacer hasta delante de la Policía y la Guardia Civil, sin la regañina pertinente por parte de los agentes.

Si, además, sumas que cuando el semáforo se pone en verde para algunos conductores es como si se apaga el semáforo de la F1, los toquecitos por detrás ocurren. Por no hablarte de los bocinazos que te pegan si no sales como Álvaro Bautista con la Panigale V4 R en Superbikes.

Todos tenemos prisa, pero con una mijita de paciencia iríamos mucho mejor… Mindfulness.

7Hacer las rotondas mal, invadiendo carriles

Las rotondas, señores conductores, motoristas y demás usuarios motorizados NO SE TOMAN RECTAS invadiendo carriles que puedan estar ocupados por otros vehículos.

La maniobra que todo el mundo hace mal:

  • Circular por el carril derecho antes de llegar a una rotonda.
  • Pasar al carril interior dentro de la rotonda.
  • Salir por el carril exterior de la rotonda.

Si llegas a una rotonda con la moto en paralelo a un coche, el susto está asegurado.

VÍDEO: Cómo se toman correctamente las rotondas

En autopistas o autovías

8Incorporaciones al carril central

Las incorporaciones de la mayoría de los enlatados a la autovía/autopista se realiza directamente desde el carril de aceleración hasta el carril central de la vía. Da igual que el carril derecho esté libre, en el carril del centro estoy más seguro y “si me cuelo en tu carril a capón y tienes que frenar, te jodes, tú tienes las de perder“. Maaaaaal, así vamos maaaaaal.

9Tirar colillas encendidas por la ventanilla del coche

Hay gente que se la suda todo. Pese a tener ceniceros en el coche, tiran la colilla encendida por la ventanilla sin mirar si viene alguien detrás. Se junta el ser fumador con ser conductor descortés.

Imagínate que esa colilla se cuela por un hueco de la chaqueta o por el casco si el motorista lleva la visera levantada, donde caiga esa colilla hace quemadura fijo. En la piel jode, pero se cura. Pero, ¿si te cae en un ojo?

Tirar colillas por la ventanilla de tu coche está prohibido, no porque perjudiques a los motoristas, es por el riesgo de incendio y está castigado con una multa de 200 euros y cuatro puntos en el carné de conducir.

Hay que pensar un poquito más en el prójimo…

10Camiones areneros sin cubierta o mal puesta

Cuando vas con tu moto detrás de un camión arenero te presinas (“hacer el símbolo de la cruz con las manos en tu cuerpo” para los de la LOGSE).

Camionero, si cierras mal la capota de tu remolque, con los botes las piedras y arena saltan de la parte de atrás a la carretera. Si una de esas piedras te impacta en el cuerpo a 120 km/h en autovía, te hace mucho mucho daño.

Esto pasa mucho pese a ser obligatorio el uso de la cubierta y estar penado con multa.

11Activar los limpias con un motorista detrás

Gracias a nuestro amigo Javier Mañana que nos ha sugerido este comportamiento en Facebook, que también nos afecta a nuestra seguridad.

Si activas los limpiaparabrisas cuando vas por la autopista o cualquier carretera de la red vial, puede que ese agua salga despedida por detrás de tu vehículo.

Si va detrás de ti un motorista, lo más seguro es que el agua (+jabón) le llegue al casco y le tapes la visión por unos segundos, más lo que tarde en quitárselo con los guantes. Esto incrementa enormemente las posibilidades de tener un accidente en moto. Tus posibilidades son:

  • O lo consigues y te quitas el agua enjabonada con el guante.
  • O te levantas la visera porque no ves, te paras y lo limpias.
  • O te la pegas porque has perdido la visión y el control de la moto. Esto es lo que hay que evitar.

Para que te hagas una idea, es como si alguien que va detrás vuestra os pone las manos en los ojos y tras unos segundos os deja ver… ¿a qué jode y es un peligro? Pues no te haces idea de los sudores fríos que nos entran a los moteros en esta situación.

Calor en moto, cómo puedes evitarlo

Si tienes que hacerlo, hazlo antes de salir o, en movimiento, mira antes que no tengas a nadie detrás.

12No respetar la distancia de seguridad

La distancia de seguridad para los motoristas es esencial. Con esa distancia maniobramos, frenamos, aceleramos para dejar hueco,… y es primordial para nuestra seguridad y que nos dé tiempo a maniobrar para evitar un accidente.

Un mito es que las motos frenan mejor que los coches. Pues bien, no es verdad. Una moto a 120 km/h no se clava en dos metros y si te metes en el carril por el que circulamos a capón, lo más seguro es que te lleves la moto por delante.

Además, no todos llevamos la misma preparación que las motos de competición.

La relación peso/potencia de una moto nos da más agilidad y velocidad, mucho más que tu BMW o tu Golf pepino. Otra cosa es que queramos usarlas. No nos comáis el culo y os peguéis al colín de la moto. Cualquier frenazo que tengamos que pegar por algún imprevisto irá seguido de un atropello por parte de tu coche.

Conclusiones

Básicamente, lo que os pedimos es un poco de cortesía, comprensión y que miréis y señalicéis con antelación vuestras maniobras.

Sé que hay habas podridas en ambos lados y que hay maravillosos conductores, pero la tónica habitual no es ésta, sobre todo, si juntamos las prisas con el estrés diario con la poca cortesía y la mala leche que se nos pone cuando nos levantamos para ir a trabajar un Lunes (o martes o miércoles…etcétera).

Los motoristas no somos kamikazes de la carretera. Medimos bastante bien las distancias porque de eso dependen nuestras vidas. No nos tomes como tal, respétanos y piensa que somos más vulnerables en situaciones críticas.

Si tienes algún comentario o quieres aportar tu opinión a este debate, siéntete libre de hacerlo, pero siempre desde el respeto hacia los demás.

A los motoristas, qué es lo que nos molesta de los conductores
4.9 (98.82%) 17 voto[s]

2
¡Déjanos un comentario!

avatar
1 Comentarios
1 Respuestas
0 Seguidores
 
Comentarios con más reacciones
Los comentarios más populares
2 Comentaristas
Alberto SánchezPedrito Nuevos comentaristas
  Suscríbete  
Notificación de
Pedrito
Invitado
Pedrito

A mi me cierran por las mañanas cuando voy por el arcen y con el peligro que tienen los guardarrailes tan cerca puff!!